Malagueño, malaguista, hombredetrono.

31 enero 2011

El converso

Dicen las malas lenguas que tras el partido del sábado nuestro jeque se ha convertido al catolicismo. Tras terminar el encuentro se le escuchaba por los pasillos gritando cual Blanca II de Navarra a Enrique IV, ¡Virgen santa, esto no lo levanta ni Dios!

2 comentarios:

$. M. K. dijo...

jajjajaja Que cachondos las malas lenguas.

Pablo Daffari dijo...

Siempre pensamos que el problema del Málaga era el dinero. Ahora que tenemos dinero vamos últimos.
Otras veces lo achacamos a los fichajes. Ahora somos uno de los equipos que más ha fichado.
En otras ocasiones nos hemos quejado de no tener un entrenador de prestigio. Ahora lo tenemos.
Lo único que se me ocurre es que los colores blanquiazules estén malditos ¿y si cambiamos la equipación?