Malagueño, malaguista, hombredetrono.

15 junio 2006

Carta al cielo

Y como pasa el tiempo, hoy hace ya siete años que no estás con nosotros y aún así muchas veces me doy cuenta que aún no me he hecho a la idea. Todavía a día de hoy cuando estamos juntos es raro el día que no sales en algún tema de conversación, o aparezcas en mi cabeza de alguna u otra manera. A veces observo a algunos abuelos con sus nietos y recuerdo cuando nos llevabas a jugar al solar, a la Rosaleda a ver a tu Málaga o venias a recogernos al colegio, otras veces he tenido sueños en los que aparecías, y después de despertar, durante algunos segundos he tenido realmente la impresión de que estabas ahí. La abuela a veces me cuenta que cuidas de ella por la noche, que la visitas de vez en cuando, y cuando no apareces durante algún tiempo se preocupa y se pregunta donde estás. Yo se que ahora nos estarás observando, cuidando de nosotros, y puede que incluso orgulloso de ver en que clase de personas nos hemos convertido, no tiene mérito, date cuenta que en gran medida todos hemos cogido algo de ti.

Gracias por todo abuelo.

5 comentarios:

TEE7H1NG dijo...

Mú tienna esa dedicatoria, papi... si en el fondo no eres un tipo tan duro... ;P

Bartola dijo...

Shhh, calla hijo mio no se lo cuentes a nadie, eso que quede entre nosotros.

Anónimo dijo...

Siete años...
Siete años y el mismo cuarto continúa pintado de amarillo, esperando a cinco niños que ya son adultos. En silencio. En el mismo lugar donde rechocaban armas de madera pintadas de plata...
Siete años yendo huérfano al fútbol. Pensando que siempre hay un hueco vació en gol bajo, pegado a la tapia que lo separa de la zona cubierta.
Siete años pensando en todo lo que queda en nosotros de aquellos que cruzaton a la Otra Orilla.
Hacen siete años. Algún día puede que hagan, 15, 30 o 50 y produce una mezcla de felicidad y melancolía el pensar que siempre seré el nieto de mis abuelos. Que a medida que cumpla años me acercaré más y más a mi abuelo. Preguntándome como lo veré cuando llegue a su misma edad.
No creo que nadie haya influido más en mi personalidad que mi abuelo.
No creo que me llevara tan bien con mi familia si no fuera por mis abuelos.
No creo que los zik hubieran existido sin mi abuelo.
Site años. Entro en el cuartito, empujo la puerta y cierro los ojos...
Casi puedo oirlo.
Sonidos de batallas épicas.
De héroes que descienden un río en barco.
De pilotos espaciales.
El clamor del estadio de las cúpulas rojas.
Mi abuelo que pasa andando por el pasillo...
Abro la puerta y se rompe el hechizo.
¡Maldita sea! ¡Estuve toda la infancia pensando que no había nadie más fuerte que mi abuelo y un día tuve que llevarle en brazos!
Site años queriendo pensar que estará en algún lado.
Site años sin mi abuelo.

Erka, hijo de Sigorw.

Anónimo dijo...

Siete años...

Siete años en que cada vez que entro en ese salón gris y mal ventilado se me hace extraño no verlo sentado en su sillón.
Siete años usando su cuchilla de afeitar y su floid, siendo un caballero del afite en su honor.
Siete años sin sus sombríos y cabizbajos silencios, llenos de tristeza y misterio.
Siete años en que nadie ha vuelto a confundir mi nombre con el de mi hermano o el de mi primo.
Siete años en que cada vez que me voy a vivir al extranjero sueño con él por las noches, como si me dijera que volviera a casa.
Siete años poniendo algo suyo en algún personaje de cada historia que escribo.
Siete años en que di rienda suelta a lo mejor que viví en mi infancia para convertirlo en la aventura de mi vida.
Siete años en que cada vez que me acuerdo de que no me despedí, se me hace un nudo en la garganta.
Siete años soñando con la ilusión de que aún se acuerda de mí, de ti, y de ti también... de nosotros que tanto lo añoramos.

¡Echanos una sonrisa, abuelo, no nos olvidamos de ti!

Del menor de los tres nietos varones.

Juampe dijo...

:')